El cine y la fotografía siempre han estado muy unidos, ya sea por mostrar las historias con imágenes, por ser técnicas relativamente modernas, o porque los fotógrafos quedan muy glamourosos en cámara. De ahí que aunque se hayan hecho bastantes películas sobre fotógrafos, estas 5 son las que más me gustan y las que considero más inspiradas.

1. Ciudad de Dios (City of God)

Basada en una historia real ocurrida en Río de Janeiro, nos cuenta la vida de dos jóvenes que crecen en una barriada llamada “Ciudad de dios”. A uno le da por ser fotógrafo, y a otro por ser traficante de drogas, negocio mucho más lucrativo. Historia muy bien contada, intensa y con grandes escenas. Un imprescindible para cualquiera que le guste el buen cine.

2. The Bang Bang Club

Otra historia real, basada en el libro del mismo nombre. En este caso veremos la historia del Bang Bang Club, el grupo de fotoperiodistas de guerra integrado por Kevin Carter, Greg Marinovich, Ken Oosterbroek y João Silva, que cubrieron el aparheid en primera línea, así como otras guerras, haciendo fotografías que cambiaron la opinión pública. En la película veremos la historia de la famosa imagen de Kevin Carter de la hambruna de Sudán, así como un trozo de la historia a principios de los 90. Incluso aparece James Nachtwey. Una gran película, que inexplicablemente no se ha estrenado en nuestro país, y sólo se puede ver en inglés.

3. El ojo público (The Public Eye)

Inspirada en el fotógrafo mundialmente famoso “Weegee”, El ojo público nos cuenta la historia del fotoperiodista newyorkino Leon Bernstein, que tiene un don para llegar el primero a la escena del crimen y así conseguir las mejores fotos. Un genial Joe Pesci da vida a este peculiar fotógrafo de los años 40, que con su flash a cuestas, no dejaba ningún muerto sin fotografiar. Toda una joya que se conoce menos de lo deseado.

4. Los Puentes de Madison (The Bridges of Madison County)

Clint Eastwood es un tío muy duro, por eso cuando le dio por dirigir e interpretar una película romántica, escogió ser Robert Kincaid, un rudo fotógrafo de National Geographic que se ha recorrido medio mundo para acabar enamorándose de una ama de casa que conoce en un encargo de lo más simplón: fotografiar los puentes de Madison. Con sus rollos de carrete y sus Nikon a cuestas, esta película es muy superior al libro, y también una de las mejores películas de Eastwood. Eso sí, Robert Kincaid nunca existió, y es toda una historia creada para vender libros como churros.

5. La ventana indiscreta (Rear Window)

Hay que ser todo un maestro como Alfred Hitchcock para que las cosas se líen tanto como en La Ventana Indiscreta y nos enteremos de la historia. En esta película, un fotógrafo (posiblemente de Life) se recupera de un accidente, y para entretenerse hace lo más normal del mundo: mirar por la ventana. Sea por su espíritu voyeur (o cotilla que dirían otros), va conociendo a sus vecinos, y viendo cosas raras en el vecindario. Que el protagonista, James Stewart, sea fotógrafo, no influye mucho en la historia, pero la película es muy buena y salen cámaras de fotos, así que a la lista.

Hay muchas otras películas donde grandes actores interpretan a fotógrafos peculiares, como en Smoke, donde Harvey Keitel hace su foto diaria, o Apocalyse Now, con un Dennis Hopper de lo más estrafalario. En Banderas de Nuestros Padres, también de Clint Eastwood, la historia gira en torno a la fotografía de Iwo Jima, y tenemos un gran documental como es War Photographer que es mejor que muchas películas. Incluso un superheroe como Spiderman es fotógrafo, en su vida normal como Peter Parker.

Y es que no hay nada que quede mejor delante de la cámara que un fotógrafo.

Una lista más extensa en http://nojibes.blogspot.com.es/2010/02/peliculas-y-documentales-sobre.html