El ir con cámara a un evento deportivo potencialmente peligroso, como por ejemplo una carrera automovilística, no nos da inmunidad ante un accidente, aunque podamos colocarnos en zonas peligrosas. Por eso es importante tener en cuenta algunos consejos que nos permita minimizar el peligro:

Rally de Portugal 2012

  1. No colocarse en zonas peligrosas. Puede sonar a perogullo, pero si nos colocamos alejados de la acción, en un lugar elevado y usamos un teleobjetivo, es mucho más difícil que nos ocurra algo.
  2. Tener espacio libre para moverse. La movilidad es importante para poder esquivar algún imprevisto, o por lo menos intentarlo. Es importante tener mucho espacio libre detrás de nosotros, y no apoyarse contra un árbol o valla.
  3. Estar atento a la acción. Los accidentes se suelen ver venir, así que vale la pena estar atento a la competición y fijarse bien en los movimientos del coche, moto o competidor.
  4. Nunca sentarse. Tener capacidad de reacción es importante, y sentado en una zona peligrosa nuestra velocidad de reacción es muy lenta. Lo mejor es estar de pie, o agachado con una pierna en el suelo, pero nunca sentado.
  5. Preguntar a otros fotógrafos y a la organización. Para saber si un sitio entraña mucho riesgo, lo mejor es preguntar a los que saben si hubo algún percance alguna vez, como son los fotógrafos o la organización. Si un sitio que nos parece muy bueno está vacío, por algo será, por mucho que esté marcado como zona para prensa.
  6. Tener sentido común. Dicen que es el menos común de los sentidos, pero de vez en cuando no está de más usarlo, y si no estamos cómodos en un sitio, lo mejor es ir a otro y evitarse un mal trago.

Estas son sólo unas recomendaciones que me parece que está bien tener en cuenta siempre que vamos a hacer fotos a un evento deportivo y nos permita disfrutar del espectáculo con mayor seguridad.