Llega el invierno al mar Cantábrico, y con él la temporada de mareonas, galernas y olas descomunales. Ayer con sol, hoy con lluvia, los temporales son de lo más entretenido.